Barcelona, 11 de febrero del 2020.-    2019 cerró con una caída de la venta de automóviles de casi un 5%. Y enero del 2020 ha registrado un descenso del 7,6%. Sin duda, es un buen momento para preguntarse qué factores coyunturales, internos y externos, dan como resultado estas cifras preocupantes de un sector tan estratégico como es el automóvil.

 Dentro del entorno macroeconómico, el crecimiento del PIB en 2019 fue del 1,9% y  la inflación se quedó en el 0.8%. Para 2020 la previsión es que el PIB sólo llegue al 1,6%. Tradicionalmente se crea emplea cuando crecemos por encima del 3%. Por lo tanto, estamos en una coyuntura de desaceleración y de incertidumbre ante los cambios legales que se iniciarán próximamente desde el Ministerio de Industria. 

Sobre la economía internacional, Funcas (Fundación de las Cajas de Ahorro) diagnóstica: “La desaceleración se prolongará durante los próximos trimestres, en consonancia con la evolución esperada del entorno externo. Este está marcado por el debilitamiento de los mercados internacionales, que apenas avanzarán hasta mediados de 2020 como consecuencia de las tensiones comerciales, el enfriamiento de la economía china. (coronavirus). Durante la segunda parte del año, la pausa en la guerra comercial entre EEUU y China, unida a los estímulos monetarios generados por los bancos centrales de las principales potencias económicas, y la ligera relajación de la política fiscal en algunos países como Alemania y Francia, deberían producir sus efectos y sostener una leve recuperación en 2021 y 2022”. 

El bache del sector del automóvil 

Una vez visto el entorno macroeconómico interno y externo, miramos el sector del automóvil. En el ámbito internacional, que UK haya salido oficialmente de la UE y la epidemia china Coronavirus son variables a seguir muy de cerca. En UK comprobaremos si finalmente se cierran plantas de fabricación de automóviles y habrá que ver cómo se traduce al tránsito del transporte de mercancías desde el viejo continente, y viceversa.

Volvemos a los recientes factores locales en el automóvil. Desde ANFAC, una de las principales patronales de los fabricantes de coches aseguran: “Todos los segmentos de venta de vehículos redujeron sus ventas en el mes de enero del 2020 respecto del mismo mes del año anterior. Las matriculaciones de turismos y todoterrenos en enero se quedaron en 86.443 unidades, un 7,6% menos que en el mismo mes del año anterior, con un día laborable menos en 2020. De hecho, la caída es más aguzada si se tiene en cuenta que se compara con un mes de enero de 2019 en el que ya descendían las entregas. De este modo, se rompe con la tendencia de cuatro meses de crecimiento registrado en el último periodo de 2019, que, pese a este último cuatrimestre en positivo, cerró el año completo con una reducción de las ventas del 4,8%”. 

            La otra patronal, Ganvam, el análisis sobre la actual coyuntura es: “las empresas son las únicas que marcan signo positivo en un momento donde los concesionarios tienen la presión de conseguir un mix de ventas de vehículos menos contaminantes para cumplir con los objetivos de 95 gramos de CO2 por kilómetro. Las compras de los particulares, que al final es el indicador comercial más significativo, ahondan en su descenso y prácticamente duplican el ritmo de caída del mes pasado, encadenando tres meses a la baja tras el espejismo de septiembre por el efecto WLTP que, no olvidemos, amortiguó más de un año de bajadas. Hay que terminar con la incertidumbre sobre qué tecnología comprar e insuflar confianza en el comprador si se quiere fortalecer un mercado que todo apunta a que seguirá débil en los primeros meses de año”.

            Y Faconauto, los concesionarios que acaban de celebrar su congreso anual, estima: “el mercado de particulares sigue la misma tendencia negativa que el año pasado. Aunque está claro que el diésel forma parte de la solución para abordar este periodo de transición hacia la descarbonización de la movilidad, y a pesar de que también este combustible será, bajo nuestro punto de vista, determinante para que el sector cumpla con los objetivos de emisiones de CO2 establecidos por Europa para este año, el comprador sigue sumido en la duda y en el desconcierto, de ahí la caída en matriculaciones del canal de particulares.

Esa incertidumbre no afecta a las empresas que, como vemos un mes más, son las que mantienen el mercado sin dejar de lado ningún combustible. El contexto político y económico, mucho más claro ahora, no explican la caída en las matriculaciones. Los datos de enero nos hacen pensar que habrá dos mitades muy diferenciadas este año: un primer semestre en el que se mantendrán las tendencias del año pasado, y un segundo en el que, probablemente, las marcas tendrán que trasladar a sus políticas comerciales alrededor del diésel y el eléctrico su necesidad de cumplir con los límites de CO2. Los compradores serán los grandes beneficiados de esta situación”.

¿Qué podemos mejorar los operadores logísticos, expertos en automoción?

            Al margen de lo que vaya estudiando la ECG, la patronal europea de la logística del automóvil, quizás es un buen momento para reflexionar sobre las mejoras logísticas que planteó ANFAC en su Plan de producir 3 millones de coches. ¿Son posibles hoy en día o no?:

  • Impulso corredores de 750 m para el sector del automóvil.
  • Mayor flexibilidad en las terminales ferroviarias y tarifas competitivas.
  • Impulso a los corredores de ancho UIC.
  • Eliminación de los costes de las habilitaciones para la captación de los cargadores en las empresas. 
  • Incremento de capacidad de los camiones.
  • Facilitar a las entidades financieras la recuperación de lo vehículos cuya financiación resulte impagada. 
  • Avances en la liberalización de los servicios de estiba. 
  • Eliminación del límite de la Tarifa T3 simplificada para los vehículos. 
  • Reducción de costes en el paso del Estrecho Algeciras-Marruecos.
  • Infraestructuras de acceso a los puertos.
  • Ampliación de horarios de las terminales de carga. 
  • Revisión a la baja de la valoración del suelo portuario.
  • Fomentar las Autopistas del Mar.
  • Impulso del Transporte Marítimo a Corta Distancia. 

Y dejo otro apunte para la reflexión. ANFAC valora anualmente la logística de los automovíles. En su último informe (Julio 2019) destacó: “Estos dos años de fuertes caídas evidencian las dificultades que encuentran los fabricantes para mover sus vehículos por Europa usando la carretera. Las diferentes normativas de circulación y seguridad vial dificultan el transporte internacional de vehículos. Además, debido a la especificidad de la carga, la probabilidad de incurrir en retornos en vacío que incrementen los costes logísticos hace que los fabricantes opten por otras modalidades para los transportes internacionales. Así, desde ANFAC, junto con ACEA, se está trabajando para promover que Europa cuente con dimensiones máximas comunes de los vehículos para el transporte por carretera, entre ellos la posibilidad de que los euromodulares puedan pasar las fronteras de los países europeos”.

            Mientras tanto, siempre recomiendo este vídeo de Daniel Tarragona, presidente Consejero Delegado de SETRAM, porque define muy bien la coyuntura del sector de portavehículos.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s